Presentación

Un día hace ya muchos años junto con la naturaleza descubrí, la pintura...mi primera pasión.

Tras años dedicada a ella, ya de mujer, descubrí el barro...toda mi fuerza. En este terreno empecé modelando, realizando trabajos a mano, experimentando con pastas y esmaltes.

Un buen día caí en la cuenta de que me faltaba por dominar una herramienta fundamental para un ceramista de oficio, el torno...mi gran reto. Le he dedicado muchas, muchas horas de entusiasmo.

Mi historia es mi trabajo.